Pastoral Lasallista de Conocoto

Propósito

 

La Pastoral es el medio por el cual se puede compartir, dialogar, comunicar, socializar y celebrar en todo el contexto educativo de la Institución el fundamento de nuestra fe, ya que el niño y el joven mediante los buenos hábitos de convivencia va haciendo que el ambiente institucional sea una propuesta pastoral educativa integral.

El objetivo de la pastoral juvenil es el de presentar a los jóvenes a Jesucristo, es decir, el rostro humano de Dios y el rostro divino del hombre, y es así como pone de manifiesto que el centro y el punto de partida de la Misión Educativa Lasallista es Cristo.

Pastoral Educativa

Dimensiones y principios orientadores: antropológicos — pedagógicos, sociológicos - culturales y teológicos — pastorales. La persona como centro de la formación.- A partir de la visión cristiana de la persona; creemos que los niños, jóvenes y adultos, que son acompañados por el conjunto de la comunidad educativa, son los principales responsables de su propia formación en los valores del carisma lasallista que son: FE, FRATERNIDAD Y SERVICIO.

Inspirados en San Juan Bautista De La Salle y los primeros Hermanos, en comunión con la Iglesia, acercamos los medios de salvación a los niños, jóvenes y adultos, particularmente a los más pobres y excluidos, creando comunidades educativas, de variados tipos y niveles, que promueven la construcción de un mundo más justo, fraterno y solidario. Movidos por el espíritu de fe y celo, compartimos el carisma lasallista entre hermanos y seglares, para vivir hoy el ministerio apostólico de la educación cristiana, en respuesta a los signos de los tiempos.

En consecuencia, encarnamos el estilo educativo propio mediante la práctica de la fe, la fraternidad y el servicio. Por la fe nos reconocemos hijos de Dios. En Jesucristo, el enviado del Padre, somos llamados a participar en la construcción de su Reino. Asumir la fe como itinerario de vida y esperanza.

La dimensión comunitaria es constitutiva del ser humano porque Dios es comunidad. Por tanto, como hijos de Dios todos somos hermanos y hermanas llamados a construir relaciones fraternas que reconozcan el valor y la dignidad de cada persona. En este sentido, la fraternidad es uno de los elementos característicos del estilo educativo lasallista.

La fe en Dios y en las personas vivida en comunidad, se expresa en servicio. El servicio, en términos evangélicos y lasallistas, implica promover la paz, la justicia, la fraternidad, la tolerancia y la solidaridad.

La comprensión y la práctica de estos valores resultan enriquecidas por otras visiones culturales y religiosas. Por eso, acoger la pluralidad étnica, cultural y religiosa, a través de un auténtico diálogo interreligioso y ecuménico, permite integrar y expresar mejor estos valores en nuestra realidad cultural.

Pastoral Juvenil e Infantil

Conformamos un equipo de cinco docentes que con un espíritu joven ya a ejemplo de Jesús el Maestro, nos comprometimos con la labor de la pastoral, buscamos a través del diálogo sincero basado en la doctrina eclesial, la activa participación de los jóvenes en nuestras actividades en la que los involucramos como principales protagonistas: clases interactivas de educación de la fe, convivencias periódicas, eucaristías, catequesis sacramental, retiros y misiones. (Cumpliendo así con la formación lasallista).

Qué es la Infancia Misionera? Es una obra que busca asociar a los niños a la acción salvadora de Cristo. Los niños cristianos adquieran una conciencia misionera y comparten con los niños de todo el mundo, su fe y sus bienes materiales.

¿Por qué Misionera? Porque los niños toman conciencia de pertenecer a la iglesia que es por naturaleza y mandato misionera y por eso colaboran con las misiones, como consecuencia de su compromiso bautismal.

¿Por qué Pontificia? Porque está aprobada por el Papa como obra evangelizadora misionera y puesta bajo su dependencia.

Objetivos de la Infancia Misionera

Ayudar a despertar la conciencia misionera de los niños, de modo que los niños ayuden a los niños, con sus oraciones, sacrificios y aportaciones materiales. Profundizar en la dimensión misionera que brota del bautismo, favoreciendo así la iniciación cristiana de los niños a la misión de la Iglesia. Colaborar con los padres, catequistas y profesores en la formación misionera universal y la educación de los niños.

- Objetivos específicos de la Infancia Misionera:

•Ayudar a los educadores a despertar progresivamente en los niños una conciencia misionera universal.
•Mover a los niños a compartir la fe y los medios materiales con los niños de las regiones y de las iglesias más necesitadas.
•Dar apertura misionera a la educación cristiana.
•Despertar las vocaciones misioneras.
•Valores de la Infancia Misionera
•Ayuda a la educación integral de los niños.
•Hace que el niño viva la experiencia de la generosidad y de la solidaridad.
•Desarrolla la afectividad del niño, preocupándose por otros.
•Contribuye a que los niños vivan la experiencia del esfuerzo y la superación.
•Inicia a los niños en el descubrimiento de ser hijo de Dios y hermano de los hombres.

aqui el texto que se desea mostrar

Nuestra Ubicación:

Av. Abdón Calderón S18-104, Conocoto

2342115 -  2343947

Ver MAPA Colegio la Salle

Siguenos en:

FacebookMySpaceTwitterGoogle BookmarksLinkedin