Patrono

San Juan Bautista de la Salle


Patrono Universal de los Educadores


San Juan Bautista de la SalleNació en Reims-Francia el 30 de abril de 1651,  era el primogénito de una familia acomodada de juristas que vivió en Francia hace 400 años. Fue nombrado canónigo de la Catedral de Reims a los 16. Cuando murieron sus padres tuvo que encargarse de la administración de los bienes de la familia. Pero, terminados sus estudios de teología, fue ordenado sacerdote el 9 de abril de 1678. Dos años más tarde, obtuvo el título de doctor en teología.


San Juan Bautista de la SalleEn aquella época, sólo algunas personas vivían con lujo, había muchas personas ricas y poderosas pero había muchos más pobres. La gran mayoría vivía en condiciones de extrema pobreza: los campesinos en las aldeas y los trabajadores miserables en las ciudades. Sólo un número reducido podía enviar a sus hijos a la escuela. La mayoría de los niños tenían pocas posibilidades de futuro. Conmovido por la situación de estos pobres que parecían "tan alejados de la salvación" en una u otra situación, tomó la decisión de poner todos sus talentos al servicio de esos niños, "a menudo abandonados a sí mismos y sin educación". Para ser más eficaz, abandonó su hogar en Reims y se fue a vivir con los maestros, renunció a su canonjía y su fortuna y a continuación, organizó la comunidad que hoy llamamos Hermanos de las Escuelas Cristianas, a pesar de la oposición de las autoridades eclesiásticas que no deseaban la creación de una nueva forma de vida religiosa, una comunidad de laicos consagrados ocupándose de las escuelas "juntos y por asociación".


San Juan Bautista de la SalleHombre de iglesia, el Fundador conoció el movimiento renovador relativo a la educación de su tiempo desde el interior de su Iglesia.  Y no solamente lo conoció; él se insertó en esta corriente escolar.  Y en ella imprimió su sello personal.  Multiplicó las escuelas que, al final de su vida, ya eran 42, y en las cuales trabajaban unos 100 Hermanos.  Enseñando la lectura, la escritura, la ortografía, el cálculo, la urbanidad y la catequesis, y ofreciendo una educación popular, conectada con la vida y de inspiración evangélica, dio su aporte para que los hijos de artesanos y pobres pudiesen acceder a la necesaria:

  1. Inserción social,
  2. Inserción laboral y, sobre todo,
  3. Capacitación cristiana.

El padre Juan Bautista educaba con el método del amor y de la convicción. Y los resultados fueron maravillosos. La gente se quedaba admirada al ver cómo mejoraba totalmente la juventud al ser educada con los métodos de nuestro Santo.

No les enseñaba solamente cosas teóricas y abstractas, sino sobre todo aquellos conocimientos prácticos que más les iban a ser de utilidad en la vida diaria. Y todo con base en la religión y la amabilidad.
El biógrafo Blain nos informa de los resultados de transformación de los alumnos que frecuentaban las escuelas de La Salle.  Y el mismo Fundador, aún en vida, verificó que las “Escuelas cristianas” estaban contribuyendo al progreso de la religión.

Pasaba muchas horas en oración y les insistía a sus religiosos que lo que más éxito consigue en la labor de un educador es orar, dar buen ejemplo y tratar a todos como Cristo lo recomendó en el evangelio: "haciendo a los demás todo el bien que deseamos que los demás no hagan a nosotros".

Sobre la base del modelo de educador lasaliano, afirmamos que este modelo de Maestro sigue siendo una invitación para todos aquellos, hombres y mujeres, que hoy desean vivir su profesión como un servicio desde comunidadas de educadores abiertas a lo trascendente y responsables de construir proyectos educativos humanizadores en clave de Evangelio.


San Juan Bautista de la Salle murió el 7 de abril de 1719 antes de cumplir 68 años. Fue declarado santo por el Sumo Pontífice León XIII en el año 1900. El Papa Pío XII lo nombró Patrono de los Educadores del mundo entero.

Nuestra Ubicación:

Av. Abdón Calderón S18-104, Conocoto

2342115 -  2343947

Ver MAPA Colegio la Salle

Siguenos en:

FacebookMySpaceTwitterGoogle BookmarksLinkedin